lunes, 31 de agosto de 2009



Lo recuerdo como si no hubiese pasado tanto tiempo, o como reza la expresión popular "como si hubiese sido ayer". Esa mañana de resaca de alcohol y sexo fue mas que extraña. Estabamos en casa de una amiga la noche que le precedía, tomando unas cervezas y un caldo de camarones a la veracruzana que hizo su madre mientras cotorreabamos con el velo de estrellas alumbrandonos. Creo que ese día no había comido bien antes de empezar la borrachera porque antes de la media noche los recuerdos son vagos y algo extraviados.
Andrick, quién en ese momento era la pareja de una de las presentes me dijo misteriosamente que lo acompañara a comprar mas cervezas cuando notó que ya andaba demasiado callado, cosa común cuando estoy pedo.
En el camino por las birras, antes de arrancar el auto sacó una bolsa de cocaína y con las llaves me ofreció un pericazo. No la había probado hasta ese entonces porque tenía la muy firme convicción de que era droga de mala suerte y malos viajes pero como andaba muy pedo la postura valió algo menos que nada.

Dirty Cocaine...

Seguimos tomando y tomando... y a la mañana siguiente amanecimos juntos en el cuarto.
Tu de espaldas a mi con el torso desnudo y las nalgas apenas cubiertas por la delgada sabana.
Me dolía el pubis y la cabeza me zumbaba ligeramente. Levanté el pesado cuerpo, apenas me vestí y caminé hacia la sala en donde estaban dormidos los restantes resacosos y sin dudarlo me serví algo de ese mágico y reparador caldo rojo, rojo como el tono que se mezclaba con anaranjados-amarillentos de las nubes de esa mañana.

Mientras sudaba las que me había tomado se fueron levantando uno a uno y se sirvieron de la opulenta olla. Como terminé un poco antes porque antes me había servido, fui hacia el reproductor a poner algo de música ya que no había a quien importunarle el sueño.

Entre una pila de discos sin cajita encontré un CD quemado que solo decía "Jimi Hendrix"... no tenía titulo y nunca había escuchado nada del santo negro lísergico.


Once I had a woman, she was good to me in every way...!

Creo que después de esa mañana mi vida empezó a correr mucho mas rápido, después de los 17 años, después de escuchar a Hendrix por vez primera.


>> Jimi Hendrix "Blues" (320 Kbps)

4 comentarios:

Angietepetl dijo...

Así son las historias de la vida real, y ella siempre cambiando y nosotros abrazando lo que aparece...

amp dijo...

si te juro, entran asi como si nada (Vale aclarar que VALIENTES es una novela de aca)

Con respecto a esa maravillosa historia, tenes que escribir un libro loco, que buena onda, no queria que termine mas, queria seguir leyendo ajaja -
Es asi, jimi marco un antes y un despues

checo_motoneta dijo...

oras que chido.. lo bajare.. es no lo he escuchado.. a ver si me cambia algo..saludos

Progressivo_70 dijo...

Ese disco está perrón, hace como un año que no lo escucho... hoy en la noche...