domingo, 26 de septiembre de 2010

En días como hoy, siento alivio de que la raza humana se dirija hacia su extinción inminente.