miércoles, 10 de junio de 2009

Receta para la nostalgia


Es curioso como el clima acarrea determinadas emociones. El frío, la nostalgia y la noche larga...

El espíritu es una llama azul; tu alma un segundo de infinitud.



Tortillas de harina

125 gramos - Mantequilla, Manteca hidrogenada o Margarina (o en su defecto manteca de cerdo)
Una taza de agua
1/2 Kg de Harina de Trigo (puedes usar una parte de harina integral por si quieres hacerte creer que haces algo por tu salud)

Sal*


Mezcla y amasa todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea y sin grumos.
Dejala descansar unos 5 minutos, después porciona en bolitas la masa y procura que queden bollitos parejitos y lisos. Apartalos y dejalos descansar unos 30 o 40 minutos (esto me lo enseñó mi apá, que como buen sonorense, hace las mejores tortillas de harina), mientras descansan, cubrelos con un trapito o papel...
Para terminar, con un rodillo extiendelos hasta un grosor justo aplicando tu sensibilidad, para que no se te peguen por todas partes, esparce algo de harina sobre la mesada y sobre el rodillo.
Cocinalas en una sartén o un comal bien caliente y ligeramente engrasado (para lo cual yo recomiendo una servilleta humedecida con aceite) .
Cada tortilla necesitará unos 20 segundos de cada lado... salen en chinga y quizás necesites menos tiempo de cocción que el que especifico, así que buzos caperuzos y no las quemen que es de mala suerte.




*La sal puede ser una pizca, una cucharada o un poco mas... la sal no es una constante, incluso acá en el sur la sal es menos salada que en el norte. Aveces he considerado que uno aprende a cocinar cuando aprende a manejar la sal, lo demás es tan solo una consecuencia.



4 comentarios:

gOmita de naRanja dijo...

En mi casa son de manteca inca y manteca de cerdo.

Pequeña Saltamontes dijo...

Me recordaste la primera vez que hice tortillas de harina... me quedaron de todas formas menos redondas y gruesísimas, parecían gorditas.

Qué cosas n_n

Y no las quemé, fiu...

sabalitosparatodos dijo...

que chingon bro , gracias por el disco

ordinario dijo...

Ay güey, que nostalgia!

Las tortillas de harina de mi amá eran la mera ley.
Lastima que ya no las hace y que aparte mi estomago ya no toleré mas de 2...
Pero como me acuerdo de aquellos almuerzos: Machaca con huevo en salsa, frijolitos recien hechos y las indispensables tortillas de harina infladitas recien salidas del comal, y con mantequilla...no señor, una verdadera delicia.