domingo, 21 de diciembre de 2008

...

Hay dos cosas muy dificiles de manipular: el humor y la crema batida.

La unica razón para cocinar es la de recibir placer.

El Hombre es el mas cachondo de los animales. Ha inventado la cocina y el arte de enterrar a los muertos.

De todos los placeres, el de comer es que más merece ser compartido.

Se puede comer por necesidad o por hambre, en cuyo caso el placer pasa desapercibido.

A diferencia del sexo, en las cosas del comer no hay placer solitario.

Porposición contradictoria: comer solo puede ser un placer sublime a condición de vivir en buena compañía consigo mismo. Lo cual es raro.

Hacer el amor en público es obscenos, comer a escondidas es vergonzoso.

Uno cava su tumba con los dientes, por eso los viejos ya no tienen.

Cualquier placer verdadero provoca dependencia. Se pide mas. No hay nada mas efímero que la saciedad.

Hay menos que decir de una botella de agua que de una botella de Burdeos.

Comer antes de hacer el amor, mas que lo contrario, no significa jerarquizar los placeres.

La embriaguez de un placer conduce al placer siguiente.

Hay que diversificar los vinos de una comida. La monotonía es causa de aburrimiento y pérdida de apetito.

No hay pecado mas grave que quitar el apetito al prójimo.

(Una Nueva Fisiología del Gusto - Jean Marie Amat/Jean Diddier Vincent, Ed. RBA)

4 comentarios:

*Caleidoscópica dijo...

buena elección de texto.


ya se abrió mi apetito.

saludos!!

Minha Polilla dijo...

La gelatina también es un material dificil de manipular, sobre todo cuando no ha cuajado bien!!

.Angietepetl. dijo...

Placer al oler,
placer al tocar,
placer al ver,

cortar, mezclar, comer, llenarse las manos de colores y olores. Todo el proceso de los alimentos es único. Sin lugar a duda el placer de las entrañas, todos los sentidos lo presencian, seguramente se multiplica, he de ahí su intensidad.

A dijo...

en las cosas del comer no hay placer solitario.


¿que? ¿no conociste a macario?

O, ya siendo seria, yo si creo que es posible disfrutar a solas una comida, no siempre, claro, que los placeres compartidos son siempre mayores. pero se puede.

Besos rostizados
A.